NOTICIA

San Blas en Lodosa. De antesmás a la actualidad

san_blas2

 

Es verdad que Lodosa no es lo que era. Evoluciona. Y hoy hay generaciones que son testigos de cómo se vivían las fiestas antes y ahora. Este año en torno a las fechas de San Blas se han programado diferentes actos culturales y deportivos, y la hostelería y pastelerías de Lodosa pondrán su saber hacer. De aquella Lodosa más rural a la actual. En esta foto del link te dirigimos a una foto con lodosanas con su rosco. Te invitamos a que les pongas nombres.

Para los jóvenes que no lo vivieron, o para aquéllos que gustan de recordar rescatamos aquí un trozo de memoria en un artículo publicado en la web del Romero Disfrutar Lodosa

“Por San Blas la cigüeña verás”. Así reza el dicho en una zona en la que este santo protector de las gargantas goza de especial reverencia. Peralta, Milagro, Ribaforada, Paraguay o Duvrobnik acompañan a Lodosa en honrar a San Blas. No sé si seremos lo más “sanblaseros del mundo”, pero al menos sí “los más cigüeños” 🙂 ; y todo va unido…

Las Fiestas de San Blas son por antonomasia las fiestas de invierno de Lodosa, como herencia de aquella sociedad agrícola de la que provenimos las actuales generaciones. Eran fiestas de guardar y de ponerse elegantes. Tenían su calendario y hasta su ripio que repetíamos como la tabla de multiplicar:

El día 1 hace día.

El 2, Santa María.

El 3, San Blas.

El 4, San Blasillo.

El 5, Santa Agueda.

El 6, Santa Aguedilla.

Y el 7, Santa Aguedacha,

que las Fiestas despacha.

Había barracas para los niños (¡qué frío pasábamos!) y conciertos y celebraciones para los mayores. Fiestas de celebrar en sitios cerrados porque en Febrero hacía frío pelón. En las casas se “amasaba” y se producían pastas riquísimas para la temporada: rosquillas, magdalenas, españolas, cocos….Se almacenaban en grandes tinajas cerámicas cubiertas por un paño, e impregnaban la casa de un aroma “a pirulo o primicio” que daba gloria olerlo. Pero el rey era y es el Rosco de San Blas; cada lodosano o lodosana tenía su rosco, y los chavales con su nombre y sus adornos.

En el siglo XXI estamos recuperando el disfrute de Lodosa y adaptándolo a una sociedad más urbana como la nuestra. Con iniciativa pública (Ayuntamiento), privada (hostelería lodosana) y popular (clubs deportivos y el propio pueblo) que es como mejor se salen las fiestas.

El asunto correrá con el Tam-Tam de las redes sociales, y tendremos una versión de Sanblases lodosanos concentrados en el finde. Invita a tus amigos y amigas a visitar Lodosa.

 

San Blas es el santo que protege a las gargantas de personas y animales. Y es el santo que anuncia las cigüeñas. Será por eso que un “cigüeño” de pro 🙂 no puede pasar por alto los Sanblases de Lodosa, y dejar de encargar encargar el “Rosco bendecido”.

El Rosco protegerá los males de garganta de personas y animales, en recuerdo a San Blas que salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado.

La imagen es de 1951. Nos presenta a los “primicios” José Manuel y Javier con sus primas Loli y Luisilla y Jesús Campo, con los roscos de San Blas exhibidos como un tesoro.

Obsérvense los carámbanos del agua helada de la fuente de la Plaza de Chapalangarra como imagen perfecta del febrero helador que acoge a los Sanblases. Unas fiestas para locales calentitos.

 

*Foto tomada de “LODOSA, instantes de una villa”, editado por el Ayuntamiento de Lodosa y el Diario de Noticias

San Blas 1951 Plaza de Chapalangarra (fuente helada). El Rosco era el símbolo.

 

 

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

dos × tres =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies