NOTICIA

El ayuntamiento de Lodosa aportará 78.000 euros para mantener la actividad de las piscinas a través de la sociedad pública ‘Lodosana’

Banner_LodosaINFO

La importante caída de abonados como consecuencia de la pandemia, la crisis energética y el aumento exponencial de los costes de suministros y la necesidad de seguir con inversiones en la instalación comprometen la sostenibilidad de las instalaciones.

El Ayuntamiento de Lodosa plantea la aprobación en un pleno extraordinario de una partida  de 78.000€ para aumentar la aportación a la Sociedad Pública Lodosana que gestiona las instalaciones deportivas de las piscinas de Lodosa, cantidad necesaria para garantizar los pagos a la plantilla de trabajadores y trabajadoras, y poder afrontar la subida creciente del coste de suministros energéticos.

Lodosana es la sociedad pública que se creó el año pasado, tras 20 años de gestión indirecta. Arrancó su actividad el pasado junio coincidiendo con la campaña de verano y en plena pandemia de la Covid-19.

La Sociedad Pública trabaja con los ingresos derivados de las cuotas de los socios y las aportaciones del ayuntamiento. El año pasado, el ayuntamiento aportó 90.000 euros, cifra que se aportaba a la empresa que hasta entonces gestionaba las instalaciones,  sin embargo, los costes de los arreglos en las instalaciones, derivados de un deficiente mantenimiento de las mismas en los años de esta gestión indirecta, unido a la subida de los suministros, especialmente luz y agua, contrarrestando con el bajo número de abonados que nos ha dejado la pandemia (la crisis de la Covid-19 ha supuesto una bajada de socios anuales de aproximadamente el 50%), dieron como resultado un déficit de 66.000 euros en el cierre del ejercicio del 2021

Para contrarrestar las pérdidas del 2021, se ha hecho uso de nuevas aportaciones por parte del ayuntamiento de Lodosa, ejecutadas en enero de 2022, y por consiguiente con cargo al presupuesto de este año.

Además, se han tenido que realizar nuevas aportaciones ya que las facturas eléctricas y de gas, han subido un 55% más de lo esperado. Tras este escenario, Lodosana llega a marzo recibiendo 82.000€ por parte del ayuntamiento.

El hacer frente a las cuantiosas facturas de suministros de este último mes ha dejado sin fondos las cuentas de Lodosana, sufriendo los trabajadores demoras en el cobro de sus nóminas. Desde el Consejo de Administración de la sociedad se ha mantenido siempre la postura de dar prioridad a los trabajadores, y que no tengan que volver a sufrir un retraso en el cobro de sus nóminas.

Teniendo en cuenta que los ingresos generados por las cuotas de los usuarios no alcanzan para el pago de las nóminas de los trabajadores y trabajadoras, se ha decidido realizar la modificación de 78.000 euros, con el fin de disponer de una reserva para el pago de los salarios de los trabajadores de aquí hasta que arranque la temporada de verano.

Se prevé la necesidad de nuevas aportaciones, una vez se disponga de los presupuestos de 2022 aprobados y se pueda hacer uso del remanente existente. Con estas nuevas aportaciones, se pagarán las facturas atrasadas de suministros y demás bienes. Así mismo, se ha estimado que para mantener abiertas las instalaciones, tal y como venimos haciendo hasta ahora, en horarios, y con el mismo número de usuarios como tenemos a día de hoy, la aportación total que realizaría el ayuntamiento a la sociedad desde marzo hasta finales de mayo, sería un total de 160.000€.

El presupuesto estimado para el año 2022, se va a ver modificado al alza por la situación inestable que estamos viviendo en esta nueva crisis que afecta sobre todo a los suministros. Desde el ayuntamiento se está trabajando para dar salida a esta nueva sociedad y ajustarnos de la forma más sostenible a los vaivenes económicos. 

SUBIDA DE LOS SUMINISTROS

En el presupuesto de 2022 se habían presupuestado, estudiando los consumos de anteriores ejercicios, un gasto máximo de gas de 4.000 euros al mes, en los meses de invierno, y un gasto máximo eléctrico de 5.000 euros al mes. Sin embargo, el pasado febrero, estas cifras se vieron dobladas alcanzando una factura eléctrica de 7.100 euros y una de gas de 8.900 euros, únicamente del citado mes de febrero. 

Además seguimos muy de cerca la amenaza de la subida, aún mayor, que se prevé, como consecuencia de la profunda crisis energética, aumentada por la situación de guerra entre Rusia y Ucrania, ya que el gasto corriente de nuestras instalaciones se vería mucho más perjudicado.

Cabe recordar que las instalaciones precisan de un uso continuo de suministro para su correcto funcionamiento, tanto para el calentamiento del agua, la climatización de las instalaciones como el funcionamiento de las máquinas y bombas. 

DATOS DE USUARIOS

El pasado año, a la entrada en funcionamiento de Lodosana, se disponían pocos más de 350 socios anuales en las instalaciones. Ahora, y tras un año en el que los estragos de la pandemia han continuado siendo evidentes, se disponen de casi 500 socios anuales.

Sin embargo, el estudio de viabilidad, realizado para la creación de la sociedad, antes de la pandemia, y por ende, con datos estadísticos anteriores a la misma, estimaba ya en nuestro periodo, el doble de número de socios de los que se disponen, cerrando el ejercicio alcanzando los 1.600 socios (30% de la población) y consiguiendo de este modo, una estabilidad presupuestaria en la gestión pública.

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies